El mayor en el reino

Hoy no voy a comentar el evangelio del día, sólo una parte, ya que en la liturgia han cortado un trozo que quiero comentar más adelante. Me he centrado sólo en la primera parte (Mt 18, 1-5):

En aquel momento, se acercaron los discípulos a Jesús y le preguntaron: «¿Quién es el más importante en el reino de los cielos?»
Él llamó a un niño, lo puso en medio y dijo: «Os aseguro que, si no volvéis a ser como niños, no entraréis en el reino de los cielos. Por tanto, el que se haga pequeño como este niño, ése es el más grande en el reino de los cielos. El que acoge a un niño como éste en mi nombre me acoge a mí.

Mateo empieza aquí uno de los cinco discursos de su evangelio. Anteriormente había hablado de la comunidad hacia afuera, de su misión. Ahora se centra en las normas de convivencia de la comunidad. Como grupo humano, la comunidad de Mateo no está libre de tensiones; algunas pueden estar provocadas por los puestos de poder o de prestigio. Hay que volver a mirar a Jesús.

“¿Quién es el más importante en el reino de los cielos?”. En Marcos, los discípulos habían estado discutiendo por el camino (9,33); en el evangelio de Mateo se trata sólo de una pregunta genérica. ¿Qué solemos entender por importante?, ¿el poder?, ¿el prestigio?, ¿el conocimiento? Sea lo que fuere lo que se valora en el mundo en cada momento, Jesús plantea un criterio muy diferente.

“Os aseguro que si no cambiáis y os hacéis como los niños, no entraréis en el reino de los cielos”. “Hacerse como…”, “hacerse pequeño o abajarse…”, en lugar de contestar, Jesús interpela a los discípulos, a sus vidas. En lugar de  mirar hacia arriba, hay que mirar hacia abajo.

“Hacerse como los niños”. Como señala Ulrich Luz en su comentario al evangelio de Mateo (III, p. 26), cada época ha interpretado esta expresión proyectando en ella su imagen ideal sobre la infancia o la educación patriarcal. La mayoría se han olvidado de que hay niños que no se ajustan demasiado a esas imágenes ideales. La palabra que usa el evangelio es “país”. Esta expresión sirve para hablar de los niños y de los criados que sirven en casa. El niño y el esclavo representan la condición más baja; no disponen de sí mismos, sino de los amos o los adultos. Sin imágenes románticas de la infancia, hacerse niño es no buscar los puestos de prestigio, sino abajarse, ponerse al servicio de los demás; hacerse insignificante a los ojos de los demás, como lo eran los niños en la sociedad de aquel tiempo, sin esperar ningún reconocimiento.

En teoría resulta fácil de entender, pero en el día a día es difícil de practicar. Aunque pensándolo bien, los reconocimientos de este mundo (a no ser que te den un premio Nobel), suelen pasar pronto.

“El que acoge a un niño de estos en mi nombre, a mí me acoge”. Mt recoge este dicho pensando en su comunidad, una comunidad cristiana. Lo que recuerda es que Jesús se identifica con los pequeños, con los niños. Los que parecen insignificantes se convierten en signo de la presencia de Jesús. En lugar de buscar reconocimiento, hay que buscar a Jesús en los pequeños. Un cambio total de perspectiva respecto de lo que preguntaban los discípulos. A la vez, el criado, el que sirve, se convierte en signo de Jesús en medio de la comunidad, porque es lo mismo que hizo Jesús.

Hasta aquí el comentario al evangelio; un comentario que podría haber hecho cualquier persona (con un poco de preparación). Pero la cuestión (para mí) es si realmente me lo creo, porque lo de servir sin esperar ningún reconocimiento me resulta muy complicado (vamos: como que no me apetece mucho). Y, además, cuando lo hago por obligación, desde fuera, acaba amargándome. Como dice Hans Küng en “El cristianismo: esencia e historia” (p. 72):

La obligación sin amor pone de mal humor;
La obligación ejercida con amor hace persistente.

Bueno, ahí lo dejo. Si a alguien le ayuda, me alegro. Si no, al menos me ha servido a mí.

Anuncis

One comment on “El mayor en el reino

  1. Retroenllaç: Los pequeños y el escándalo | Pensant i sentint

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s